Líderes de grupo

El recurso clave para que una iglesia crezca tanto en madurez como en evangelismo es el liderazgo. Por lo tanto, el papel del líder de grupo es fundamental para el crecimiento numérico y el desarrollo espiritual de la iglesia.

Esto es doblemente cierto en una iglesia, como la nuestra, que busca fundamentar gran parte del evangelismo, la madurez cristiana y el pastoreo en los grupos pequeños.

Jesús dijo: “A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.” (Mateo 9:37). Necesitamos pedir a Dios que levante nuevos obreros. No debemos pensar que aparecerán espontáneamente sin oración. Especialmente cuando el Señor nos ha mandado explícitamente que oremos por ello.