Los niños

Los hijos pequeños de los matrimonios que asisten los domingos a la Reunión Principal de la iglesia, se reúnen para una clase bíblica en una sala para ellos. Allí acuden niños desde los 2 hasta los 12 años, si bien luego se organizan por grupitos de similar edad.

Varias personas adultas se responsabilizan de su enseñanza y cuidado, siendo asistidos por algunos jóvenes voluntarios.

En esta labor, nos orientan varias ideas que vemos en la Biblia:

Los niños son un regalo y bendición de Dios (Sal. 127:3-5) y es nuestro privilegio y responsabilidad cuidarlos e instruirlos.

Los niños también tienen su imperfección espiritual que, igual que a los adultos, les afecta en lo que hacen y son.

También ellos necesitan al Señor Jesucristo como su Salvador. (Sal. 51:5).

El amor y la gracia del Señor, también les ayudará a ellos para ir creciendo en estatura y sabiduría.